Una de las principales estrategias de la Secretaría de Salud de Cundinamarca es la implementación en 21 municipios de capacitaciones sobre “Medidas de manejo, control y prevención del Caracol Gigante Africano”, pues están alertando nuevamente la presencia de este animal en diferentes sectores del departamento.

Mediante afiches informativos y educativos, esta secretaría pretende dar a conocer a la población la identificación, las enfermedades que produce y las medidas que se deben tener en cuenta si tienen contacto con esta especie de caracol. Un aspecto importante es que todos los habitantes reporten los casos de existencia de esta plaga y tomen las medidas necesarias para disminuir su proliferación.

“Se realizaron capacitaciones en los municipios de Girardot, La Mesa, Tocaima, Guataquí, La Vega, Nocaima, Sasaima y Caparrapí e implementamos una reseña bibliográfica donde recopilamos información del molusco y de los municipios afectados, en un trabajo articulado con otras entidades como la CAR y el ICA”, explicó Jenny Borja, líder del proceso de Zoonosis de la Dirección de Salud Pública del departamento.

La funcionaria reitera la necesidad de adquirir un mayor compromiso por parte de la comunidad para que participen en los talleres que tratan la problemática y los posibles riesgos que acarrea el Caracol Gigante Africano para la salud pública, pues es considerado de alto riesgo debido a su alto potencial reproductivo y su capacidad de devorar más de 200 tipos de cultivos alimenticios, ornamentales y forestales.

Fuente: Secretaria de prensa y comunicaciones de Cundinamarca