La Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca, la alcaldía municipal de Funza y la Cooperativa de Motoristas de Mosquera y Funza (Coomofu), están llevando a cabo un plan piloto para la autorregulación de fuentes móviles de la región.

El proyecto tiene el objetivo de mejorar la calidad del municipio de Funza y el corredor vial, para que de esa manera se disminuya la concentración de material particulado generado por los vehículos de transporte público, por medio de un sensor que medirá parámetros.

El sensor medirá parámetro como, kilómetros recorridos, nivel de combustible, números de paradas, temperaturas y humedad del automotor.

Según Edwin García, director de Laboratorio e Innovación Ambiental de la CAR, “buscamos mitigar el impacto ambiental que generan las emisiones de los vehículos ya que son altamente nocivos para la salud. Este es el primer paso para mejorar la calidad de vida de los habitantes del municipio”.

La primera etapa del plan, no habrá sanciones, será un gran apoyo para las entidades involucradas tengan un diagnóstico en la flota automotor, con el fin de mejorar las operaciones y fortaleciendo la responsabilidad ambiental.

Por otro lado, Daniel Bernal, alcalde de Funza, manifestó que, “nos llena de orgullo ser el primer municipio del país que hace una inversión de recursos para poder darle crecimiento al proceso de autorregulación, valorando el compromiso ambiental de esta gestión y trabajando en conjunto para el bienestar de la ciudadanía”.

Iniciando con la estrategia, solamente ocho buses intermunicipales tendrán instalados los sensores. De igual manera, se busca crear más alianzas, a través del fortalecimiento del proyecto, para estimular la inversión de otras empresas y obtener una mayor articulación de datos.

Información tomada de: CAR Cundinamarca