CAR

NUEVA PTAR DE UBATÉ REDUCIRÁ CARGA CONTAMINANTE EN LA LAGUNA DE FÚQUENE

Esta semana se dio inicio a la construcción de la nueva Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR) de Ubaté, que amplía la capacidad de tratamiento en términos de caudal y eficiencia de la carga contaminante, para minimizar el impacto sobre el río Sutatausa y optimizando la calidad de las aguas que recibe la Laguna de Fúquene.

En los próximos días continuará el descapote de la capa vegetal, para proceder a realizar las adecuaciones del terreno permitiendo el ingreso de una máquina encargada de hacer el pilotaje, con el cual se dará inicio a la cimentación de la nueva construcción que permite mejorar el tratamiento de las aguas residuales domésticas, provenientes del casco urbano de la Villa de San Diego de Ubaté, que pasará de tratar 55 Lt/segundo a 70 Lt/segundo.

El proyecto tiene el respaldo y aporte financiero de Empresas Públicas de Cundinamarca – EPC, como gestor del Plan Departamental de Aguas, mientras que la CAR Cundinamarca realizó una destinación presupuestal superior a los $28 mil millones, para un valor total del  orden de los $32,736 millones, incluida obra e interventoría.

En este momento, en el complejo lagunar Fúquene, Cucunubá y Palacio están operando 20 equipos, que hacen parte del banco de maquinaria de la CAR Cundinamarca, entre ellas, cargadores, excavadoras sobre oruga y anfibias, barcazas, cosechadoras, dos wáter mater y la Xieguazinsa – Ellicott una draga de corte y succión que extrae el material vegetal, lodos y sedimentos. Las máquinas de gran potencia se encuentran trabajando en la laguna de Cucunubá, y en Fúquene en sectores comprendidos en los municipios de Fúquene y San Miguel de Sema.

Con la operación del banco de maquinaria de la CAR Cundinamarca en la laguna de Fúquene, en el primer trimestre del 2019, se han logrado extraer 272.595 metros cúbicos de sedimentos en 5.45 hectáreas, intervención que permite aumentar la capacidad hidráulica y al mismo tiempo la cantidad de almacenamiento, lo que favorece la calidad de agua del río Suárez que nace en este ecosistema y que provee al acueducto de Chiquinquirá.

Tomado de Prensa CAR