El pasado 2 de enero, en el barrio “Entrada al Porvenir” en la localidad de Bosa (Bogotá); el exalcalde de Sesquilé Cundinamarca, Ricardo Cortés Rozo, fue víctima de un disparo en el tórax que le costó la vida.

Según investigaciones, los hechos se presentaron a las 3:10 p. m. en una panadería, donde Rozo, que trabajaba en la emisora El Dorado Radio, tomaba una bebida. De acuerdo con la información recaudada hasta el momento, el hombre, de 47 años, fue interceptado por dos sujetos que entraron al lugar.

La primera hipótesis arrojó que el asesinato habría sido por el hurto del celular al exempleado de la gobernación de Cundinamarca; hubo un forcejeo y uno de los agresores desenfundó un arma de fuego y le disparó a Cortés.

Sin embargo, gracias a cámaras de seguridad se logra apreciar que los agresores estuvieron siguiendo a Cortés minutos antes de su ingreso a la panadería, por lo cual se analiza la hipótesis que el homicidio pudiera ser parte de un ajuste de cuentas.

El caso continúa en investigación y el gobernador Nicolás García, solicitó a las autoridades encontrar y capturar a los responsables para esclarecer los hechos.

Información de: El Tiempo.com