En Cundinamarca el déficit de vivienda rural es del 61,2% de la población campesina, de la cual 8,5% requiere vivienda nueva, y 52,7% mejoramientos habitacionales. 

Imagen de: Ministerio de Vivienda

Según el Índice de Focalización de Vivienda Rural – IFVR –, 115 municipios cundinamarqueses se ubican en verde, por lo cual los entes territoriales deben aportar el 50% del valor de las propuestas para la construcción de vivienda rural nueva. Mientras que, Yacopí, municipio en rojo, solo debe aportar el 20% del valor de la propuesta.

Es por ello que el Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio lanzó la primera política pública de vivienda rural, de la cual nace el programa “Vivienda Social para el Campo”, que busca beneficiar a 10.299 familias campesinas con una vivienda nueva a 2022.

Para poner en marcha el programa “Vivienda Social para el Campo”, la cartera de vivienda abrió una convocatoria por $161.000 millones, dirigida a las alcaldías y gobernaciones que deseen cofinanciar proyectos de construcción de vivienda rural nueva en sus territorios.

“El proceso será sencillo, los entes territoriales solo deben unirse con sus municipios vecinos del mismo departamento para presentar una propuesta de cofinanciación de mínimo 200 viviendas. En esta oportunidad no deben estructurar proyectos ni presentar listas de beneficiarios, esta será una labor posterior que se realizará con apoyo del Ministerio de Vivienda”, manifestó Carlos Ruiz, viceministro de Vivienda.

El valor del subsidio para vivienda nueva es de 70 SMMLV. La convocatoria estará abierta hasta el 24 de noviembre de este año y las autoridades locales deben presentar sus propuestas en el aplicativo en línea a través de la página de internet www.minvivienda.gov.co.

Información de: Ministerio de Vivienda