La Asamblea de Cundinamarca brindó un merecido reconocimiento al médico Julio César Granada Camacho y le impuso la condecoración Policarpa Salavarrieta, en el grado de Gran Cruz, por realizar el primer trasplante pulmonar bilateral en Colombia, hecho de gran impacto en la historia de la medicina colombiana.

Su espíritu investigativo le permitió recopilar todos los casos de mesotelioma pleural (un tumor canceroso poco común que afecta principalmente el revestimiento del pulmón y de la cavidad torácica) de Soacha y Sibaté, donde la incidencia de la enfermedad es alta debido a la presencia en su territorio de industrias que usan como materia prima el asbesto.

Gracias al trabajo del médico Granada Camacho, al establecer el perfil epidemiológico por áreas que son de alto riesgo y la cadena de contaminación, se inició el proceso de suspensión del uso del asbesto en Colombia, lo que le permitió convertirse en asesor del Congreso de la República y sustentar el proyecto de “No más asbesto en Colombia”.

Fuente: Secretaria de prensa y comunicaciones de Cundinamarca