Debido a que los componentes principales de las baterías que encontramos en los vehículos son el Plomo y el ácido sulfúrico, en el momento que estas baterías pierden su vida útil se suelen desechar normalmente, sin embargo, estos son residuos peligrosos.

Estas baterías pueden causar daños irreversibles en la salud humana y el ambiente si son dispuestas de forma inadecuada, si estas son manipuladas incorrectamente en el hogar, el plomo transportado por el aire puede penetrar en el interior y acumularse en el suelo, las camas, las masas de agua, los muebles y otras superficies, o ser inhalado por las personas.

  • Para manipular estos elementos te recomendamos lo siguiente: Es necesario evitar manipularla, voltearla o retirarle las tapas.
  • No se le debe entregar a ningún recolector informal.
  • Si el cambio se realiza en algún establecimiento, es importante verificar si este cuenta con la autorización para su gestión. De lo contrario, se debe llevar a un punto de recolección acreditado.

la Secretaría de Ambiente trabaja articuladamente con los programas posconsumo Recoenergy y Ecosteps. El primero corresponde a un colectivo del Grupo Retorna, cuyo propósito es concientizar y articular a todos los actores de la cadena bajo el principio de responsabilidad extendida del productor. El segundo es una iniciativa de la empresa global Clarios Andina.

Tomado de: Secretaría de Ambiente Editado por: Nickole Gomez