El agua que tomamos y el aire que respiramos están ligados a ciclos naturales, la capacidad productiva de los suelos y muchos otros servicios ambientales de los cuales depende nuestra supervivencia, son claves para el bienestar; por eso el Día Nacional de la Biodiversidad se reviste de gran importancia para el departamento de Cundinamarca, porque de sus múltiples usos nos beneficiamos para nuestra calidad de vida.

Cundinamarca posee una gran riqueza en recursos naturales, especialmente hídricos, por lo cual en el departamento se encuentran varias reservas naturales como parte del programa de protección ambiental.

En Colombia se registran 58.312 especies, cifra calculada a partir de las especies con al menos un registro biológico en el SIB, siendo una aproximación a la riqueza conocida que tiene el país y está en constante actualización.

Y es dentro de este contexto que, la Gobernación de Cundinamarca junto a la Corporación Autónoma Regional – CAR, han entregado kits de alimentación, aproximadamente 6.5 toneladas para los animales del Bioparque Wakatá (Jaime Duque) en Tocancipá, Bioparque La Reserva en Cota, Piscilago en Nilo y Santacruz en San Antonio del Tequendama, apoyando aproximadamente a 2.646 ejemplares de la biodiversidad del departamento.

Actividad que se desarrolla en el marco de la estrategia de la Secretaria del Ambiente, a través de la Meta 281 del Plan Departamental de Desarrollo,  Cundinamarca, Región que Progresa, “seguridad hídrica y recursos naturales para la vida”, en la que se viene trabajando para conservar y proteger los ecosistemas y la biodiversidad a fin de garantizar los servicios ambientales, evitar la pérdida del hábitat de la fauna y flora presentes en el territorio cundinamarqués y aumentar la oferta del recurso hídrico mejorando el acceso a los servicios de agua potables y saneamiento básico, con calidad, continuidad y cobertura en zonas urbanas y rurales.

Tomado de: Sala de prensa CAR