Cundinamarca

Se pavimento 4.2 km de vía entre Supatá y Pacho, un sueño esperado por años

Con un gran recibimiento por parte de las abuelitas del Centro Día ‘Canitas de Amor’, las escuelas de formación deportiva, los concejales, las Juntas de Acción Comunal y toda la comunidad en general, llegamos con toda nuestra energía al cierre de esta jornada en Supatá.

En compañía del alcalde Carlos Andrés Cárdenas nos reunimos a las afueras del municipio, en la vía que conecta con Pacho en la provincia del Rionegro, para firmar el acta de inicio y poner la primera piedra de esta obra, tan esperada por los supateños y que esperamos en seis meses esté entregada a la comunidad.

 

Esta obra es muy importante para todos, va a marcar un antes y un después en la conectividad entre el Gualivá y el Rionegro. Aquí realizaremos el mejoramiento de la vía Supatá-Pacho, con el K0+000 (Sector la Y), en 4.200 metros de longitud y 5 metros de ancho.

La obra, que tiene una inversión de $6.891 millones, con recursos de regalías, constituye la realización de un sueño esperado por años en esta región, que conecta dos importantes provincias del departamento.

En la vía se realizará la construcción de filtros y cunetas con una longitud de 4.156 metros; reemplazo de 15 alcantarillas por unas nuevas; construcción de 6 alcantarillas nuevas; limpieza de 2 alcantarillas; construcción de 2 muros en gaviones, con una longitud de 15 y 10 metros respectivamente; construcción de 4 muros de contención con una longitud total de 85 metros y un alto promedio 4 metros.

Al final de nuestra visita entregamos el certificado para la construcción del nuevo acueducto rural de la vereda Imparal, a su presidente José Sarmiento Quintero, en el marco de la convocatoria del programa agua a la vereda.

Tomado de: Sala de prensa Gobernación de Cundinamarca