CAR

La quebrada Tabacal en La Palma, no puede usarse como carretera por causar grave daño al ecosistema.

La CAR Cundinamarca adelantó las labores pertinentes para evitar el paso de automotores dentro de la quebrada El Tabacal, lo que estaban haciendo algunos transportadores para ahorrar el tiempo que les toma hacerlo por las vías provisionales abiertas por el Gobierno Departamental, luego de quedar restringido el paso por la vía principal, tras el deslizamiento registrado el mes pasado en la zona, que incluso cobró vidas humanas.

El paso vehicular por este afluente genera un enorme daño al cauce de la quebrada, así como a la fauna, a la biota y en general a todo el ecosistema, por lo que fue necesario tomar las medidas correspondientes.

El director de la CAR, Néstor Franco, rechazó este hecho y pidió tanto a conductores como a los dueños del predio por donde pasa el afluente, tomar conciencia sobre el daño que se le causa al recurso hídrico con esta actividad.

“No podemos permitir que la quebrada El Tabacal sea convertida en una vía carreteable en un trayecto de más de 150 metros, y que sea usada por camiones u otro tipo de vehículos automotores que pretenden ahorrar tiempo y no usar las vías autorizadas”.

La quebrada El Tabacal atraviesa un predio privado en la zona de Murca, y dueños de éste además estaban sacando provecho económico, cobrando cierta suma de dinero a los conductores de vehículos que transitan encima de ella, evitando así pasar por las vías permitidas.

La Corporacion Autónoma Regional de Cundinamarca ha acompañado y seguirá acompañando junto con toda la institucionalidad a la comunidad de Murca, en el municipio cundinamarqués, tras la emergencia registrada por el deslizamiento de tierra; sin embargo, rechaza que algunos particulares quieran sacar provecho de esta situación y busquen convertir los espejos de agua en carreteras.

Tomado de: Sala de prensa de la CAR